TIEMPOS MEJORES: Costo de los nuevos medidores de luz deberá ser asumido por los clientes: Inversión alcanza los US$1.000 millones

Comparte esta noticia
  • 2.6K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2.6K
    Shares

Los “medidores inteligentes” permitirán que las empresas puedan hacer operaciones de manera remota, como solucionar eventuales cortes del servicio eléctrico. Sin embargo, los usuarios son los que deberán pagar los artefactos a través de sus tarifas.

Para el 2025 se estima que 6,5 millones de “medidores inteligentes”de luz estarán instalados en casas, oficinas y empresas. Para este proceso se contempla una inversión de US$1.000 millones.

Aunque en un comienzo se anunció que no habría un costo asociado por el cambio de los medidores, lo cierto es que desde septiembre de 2018 ya algunas cuentas de luz incluyen el cobro de estos nuevos equipos.

El cargo de los dispositivos deberá ser asumido por los clientes y no las empresas distribuidoras, como una forma de “arriendo” a perpetuidad. Es decir, a diferencia de los antiguos aparatos, los nuevos serán propiedad de la empresa.

Así lo detalla una reciente investigación de CIPER, donde se detalla que la Ley 21.076, aprobada en enero de 2018, establece que los medidores y empalmes pasarán a ser propiedad de las empresas y que los usuarios tendrán que pagar por las máquinas a través de las tarifas.

“Pero esto no es una expropiación, porque tú te vas a quedar con el medidor antiguo. Ahora, que el medidor no te sirva para nada, ya es problema tuyo”, apuntó al medio Andrés Romero, quien fue hasta abril de 2018 secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Los nuevos medidores permitirán a las empresas hacer operaciones de manera remota, lo que implicará también una reducción en los planteles de trabajadores. Sin embargo, estos equipos provocarían un alza en las cuentas. “Acá, hasta el aparato que queda enchufado sin usar va a marcar, porque gasta energía”, señaló un experto en la industria a CIPER.

Por otro lado, Entel Distribución ya ha instalado más de 250 mil nuevos medidores en Santiago, a pesar de que aún no se han publicado las características técnicas de estos aparatos.

“La prudencia sugiere a las empresas esperar el término de la discusión para instalar los nuevos medidores. Aunque ciertamente algunas han avanzado, porque han implementado planes prototipos y parecen tener confianza en que los equipos que han instalado van a cumplir”, indicó al medio el actual secretario ejecutivo de la CNE, José Agustín Venegas.

Uno de los beneficios que tendrán los nuevos medidores para las personas, es que ante cualquier corte de servicio eléctrico, la compañía podría identificar la situación y aislar el problema de forma remota.

No obstante, según expertos consultados por el citado medio, aseguran que si se cae un transformador, los aparatos quedan inmediatamente incomunicados para enviar la advertencia del corte a la empresa.

Asimismo, cada equipo medirá el consumo cada 15 minutos, información que será recogida por la compañía y con la que, a futuro, podrá ser útil para aplicar tarifas diferenciadas por tramos, horarios, e incluso podría cambiar la forma en que se realizan los cortes de luz por no pago del servicio.

“La regulación de potencia que tienen estos nuevos equipos permite, por ejemplo, que los cortes de luz por deuda no sean totales y solo se reduzca la energía a un mínimo que permita que solo el refrigerador siga funcionando”, destaca Luis Ávila, superintendente de Energía y combustibles.

Otra ventaja de los llamados “medidores inteligentes” es que miden exactamente lo que el usuario consume. “Esto podría implicar un alza de las cuentas en algunas casas, ya sea porque han intervenido el medidor o porque está muy viejo y por ende no mide todo”, sostiene Agustín Venegas, de la CNE.

cnnchile.com

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com