Dueño de Los Buenos Muchachos tras muerte de trabajador: “Había un matrimonio de 50-60 personas que no querían irse”

Comparte esta noticia
  • 92
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    92
    Shares

Un maestro de cocina murió la noche de este sábado al interior del restaurante “Los Buenos Muchachos” luego de sufrir un infarto al corazón en la cocina del recinto.

De acuerdo a la versión de testigos, el local siguió funcionando con público en su interior, a pesar que el hombre muerto seguía en el recinto ubicado en la intersección de Ricardo Cumming con Mapocho.

La persona fallecida fue identificados como Héctor “El Coto” Gutiérrez, quien comenzó a trabajar en el restaurante a comienzo de 1990 como portero, según lo consignó La Segunda.

Luego de tan solo dos meses, fue trasladado a la cocina y estuvo en ese puesto hasta el sábado 16 de febrero, cuando sufrió un ataque al corazón donde falleció.

Ante esto, la Seremi Metropolitana de Salud inició un sumario por no aplicar “la auto suspensión” de labores, lo cual fue duramente criticado a través de redes sociales.

El dueño de Los Buenos Muchachos, José Ignacio Vivanco (58), se encontraba en Pucón la noche cuando ocurrió el incidente en su local.

De inmediato, Vivanco recuerda que “El Coto” pasó la mayor parte de su vida en el local, “no tenía ni 50 años. Era una gallo muy grato, gentil y tenía muy buena mano en la cocina”.

Por otro lado, el dueño tiene una versión diferente de cómo sucedieron los hechos. “Él estaba en la cocina y cayó al piso. En 13 minutos llegó la HELP pero no fueron capaces de reanimarlo. Entonces el personal colapsó y nadie pudo seguir trabajando”.

Luego de eso, aseguró que las puertas del recinto fueron cerradas, y la banda tocó por otros 20 minutos pero, “no es fácil evacuar a 800 personas”, incluso relató que en ese momento se estaba celebrando un matrimonio de 50-60 personas, “fueron los más complicados porque no querían irse, y decían que no podía ser”.

No es tan simple como decir “murió alguien y tiene que cerrar”

El dueño afirmó que en las grabaciones de video del local se puede ver la hora de cierre del negocio y la cocina. Además opinó que “las redes sociales le han puesto un color impresionante”. No es tan simple como decir “murió alguien y tiene que cerrar”.

Hace tres años, Vivanco relata que su padre, y creador de “Los Buenos Muchachos”, falleció. Durante esa jornada, el local siguió atendiendo y la carroza fúnebre pasó al frente del local, para que sus funcionarios se despidieran de él.

“El día en que yo muera quiero que mi restaurante funcione, que no lo paren ni cinco minutos”, agregó.

biobiochile.cl

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com